Recuerdos de una gran experiencia…

Hace dos años sin apenas pensarlo me embarque en una de las aventuras más bonitas de mi vida… Hacer el camino de Santiago a pie….

Cuando mi hermana nos empezó a embaucar a cada uno de la familia para que la acompañáramos yo era la primera en decir siempre que no estaba preparada ni física ni psicológicamente para ello, pero por lo visto sin duda, me equivocaba. Después de unos días pensándolo decidí entrar en esta maravillosa aventura. La primera vez que lo dije que sí en mi casa nadie me veía capaz de hacer 320km sin pasarme el día deseando volver, pero por lo visto en tan solo 12 días descubrí muchas cosas de mí, como por ejemplo, lo que mi cuerpo aguanta cuando esta al límite o la sensatez que saca mi mente cuando día si y día también me planteaba abandonar… He recordado el antes y el después el descubrir con lo poco que uno necesita para ser feliz, en la importancia de la amistad y el apoyo que dan desconocidos aún ni pidiendo ayuda… Ese viaje me enseño a ser la persona que soy ahora, me enseño a ser feliz cada segundo de mi vida, y con esa mentalidad a día de hoy, tengo la suerte de compartirla con el hombre más maravilloso del mundo,esa persona que me hace continuar la aventura de ser feliz día a día…

Camino